2.07.2009

Quiero...

Quiero mirarte a los ojos, y acercarme muy despacito, hasta que ya no pueda verlos, y tenga que cerrarlos un segundo, para poder después escudriñar tu rostro a esa distancia casi imperceptible.
Quiero observar tus labios, ver tu boca entreabierta, y bailar un vals con ella en el que no se lleguen a cruzar con la mía.
Quiero levantar la vista y saber que me sonríes sólo con la mirada, y notar como nuestras respiraciones se entremezclan en los milímetros que nos separan.
Quiero escuchar cómo respiras, cómo se va acelerando, cómo la espiral se vuelve cada vez más pequeñita.
Quiero sentir en la garganta ese nudo de anticipación, alargar el momento de forma indefinida, para que sea más dulce la recompensa final.
Quiero ver tu sonrisa, y sentir que hemos ganado, que la batalla se acaba, y que desaparece el tiempo y el espacio.
Quiero... quiero un beso.

2 comentarios:

Any dijo...

No todo es una batalla... Y siempre sacas a colación ese término... Algo querrá significar, ¿no crees?

Biquiños.

BeN-HuR dijo...

No lo pidas [...] robalo